Tres opciones de maquillaje de boda de día

maquillaje de boda de día

Sucede a menudo: el maquillaje de boda de día trayendo quebraderos de cabeza días antes de tan señalado evento. Buscar el estilo ideal para esa franja horaria, encontrar los tonos que combinen con el vestido, contar con el problema del calor y el posible sudor… ¿Nos estamos pasando con la sencillez? ¿Va a ser un error cargarlo en exceso? No hay leyes inamovibles en este tema, ya que influyen muchos factores. Por ejemplo, cada físico y cada outfit son distintos. Sin embargo, existen una serie de recomendaciones que sientan un poco las bases para aplacar esos nervios y conseguir que disfrutar de la celebración sea la absoluta prioridad.

Antes de nada, es fundamental limpiar e hidratar la piel. Aplicar una base maquilladora, preferiblemente de larga duración y mate, hará que tu look resista durante todo el evento. Las hay más luminosas y más cubrientes, para pieles algo más grasas. Y si pasas mucho tiempo en exterior, es mejor no cubrir demasiado tu rostro. Con la intención de conseguir un resultado armonioso, resumimos tres variantes de maquillaje de boda de día que pueden ser útiles en función de tu personalidad.

Sofisticado: sin miedo pero sin excesos

Una opción bastante efectiva para un look que combine sofisticación y mesura es, como decimos, empezar por colocar en el rostro una base de maquillaje ligera. A continuación, podemos aplicar un corrector de ojeras y una sombra de ojos que marque su volumen y aporte luz. Si buscáis sutileza, podéis dejar sin maquillar la línea inferior. También es aconsejable utilizar una máscara de pestañas.

Con las mejillas conviene ser cuidadosas y aplicar el producto de manera gradual hasta dar con el tono deseado. Con el color del lápiz de labios y el pintalabios podemos ser algo más atrevidas, teniendo en cuenta que tenemos que delinear bien el contorno y dar siempre con un buen equilibrio tonal entre las distintas zonas maquilladas.

Efectivo: neutralidad y polivalencia

Un look neutro pero cuidado consiste en aplicar, tras la base maquilladora, un corrector y sombreado en tonos tierra para marcar las cuencas de los ojos. Puedes intensificar un poco la zona con una sombra que aporte una pizca de fantasía, con tonos más brillantes y plateados. Y también puedes seguir el patrón en la línea inferior del ojo, añadiendo pocas cantidades de producto. Un tono suave y un toque de iluminación usando un blush para los pómulos combinará muy bien con unos labios rosados que casarán con casi cualquier vestido.

En resumen, la apuesta por las tonalidades nude, pasteles y melocotón suelen ser un caballo ganador en cuanto a maquillaje de boda de día se refiere. Perfecta para el verano, funciona también una vez ha pasado la época más calurosa. Además, combina con pieles claras y neutras, así como con una buena gama de colores y estampados.

Versátil: para las más enérgicas

Si eres de las que te gusta quedarte hasta el final de las fiestas, hay alternativas versátiles que se amoldarán bien durante todo el día. Sí, incluso cuando oscurece, ahora que sucede a media tarde.  Con una base de larga duración, tonos cálidos para los ojos con un cuidado eye-liner, una máscara de pestañas que aporte longitud y un rojo intenso para los labios, obtendremos un gran resultado. Más allá de esto, la apuesta por tonos oscuros para el rostro y la predominancia de toques metálicos las dejaremos aparcadas directamente para las bodas nocturnas. Y a la hora de afrontar un maquillaje de boda de día, es mejor que no brillen los labios.

Esta alternativa viene especialmente bien para las que apuestan por vestidos negros o similares. Pero, sobre todo, lo que definirá tu maquillaje será el color de tu piel. ¡Olvídate de ir toda de un color, de arriba abajo y por ley! No tiene que ser necesariamente la mejor opción.

Unos consejos generales

En definitiva, se trata de encontrar el equilibrio entre elegancia y sencillez. Recordad que es aconsejable utilizar distintas brochas según el tipo de producto que apliquéis. En una línea similar, es mejor añadir los productos de maquillaje solamente en las zonas de la cara que queréis resaltar y difuminarlas bien (¡cuidado con esos “cortes” antiestéticos entre cara y cuello!). Si abarcamos zonas muy amplias de la cara, la mezcla dará un resultado menos definido. En el caso de que decidáis retocar las cejas, es aplicable a todos los casos respetar vuestro contorno natural y peinar suavemente para difuminar la solución maquilladora.

Si tienes dudas, siempre es una buena opción ponerte en manos de un profesional. Su formación y experiencia te ayudarán a conseguir lucir adecuadamente con un buen maquillaje de boda de día. Pese al cambio de temperatura, estas citas siguen vigentes. ¡Explícales lo que tienes en mente y prepárate para brillar con luz propia! Además, en The Facoolty contamos con cursos de maquillaje y peluquería impartidos por grandes profesionales que te harán mejorar a nivel teórico y técnico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *