Maquillaje natural: trucos para un look ‘nude’

maquillaje natural

No siempre te maquillas para un evento importante o una gran noche. La mayoría de las ocasiones, quieres verte bien sin un maquillaje recargado. A veces cuesta encontrar el maquillaje que siente bien a tu piel y se adapte a tu estilo. En este artículo hemos seleccionado algunos trucos útiles para conseguir un maquillaje natural, discreto y favorecedor.

Mima tu rostro

Preparar la piel para maquillarla es algo que resulta fundamental. Esta debe estar correctamente limpia e hidratada para que el maquillaje se integre correctamente. Elimina las impurezas con productos de calidad para no causar rojeces ni irritación en tu piel. Cuando esté lista, aplicaremos el tono de base que mejor se ajuste a tu tono de piel, probándola sobre el rostro. Este deberá fundirse con naturalidad sobre la cara mediante pequeños toques con el dedo. Para evitar el llamado “efecto máscara”, aplícate un poco de base de maquillaje por el cuello y difumínala por debajo de la mandíbula.

Aunque quieras un resultado muy natural, antes de aplicarte la base de maquillaje, utiliza primer. Dará a tu piel una apariencia lisa sin imperfecciones. Si se trata de un producto untuoso, prueba a mezclarlo con la base para obtener una textura más ligera.

Maquillaje natural

Aplica la base de maquillaje solo en los puntos estratégicos, donde quieras disimular algunas imperfecciones. El resultado será una piel natural y unificada. Por ejemplo, puedes aplicar la base en la zona de las mejillas, mentón, nariz y ojeras, dejando libre la frente y los laterales. Para darle luz al rostro, aplica un iluminador en la ‘zona T’.

En cuanto a los polvos de sol elige un tono que se funda con tu piel, ya que si son demasiado oscuros el efecto puede ser el contrario al buscado. Extiéndelos con una brocha grande, realizando movimientos circulares.

Aplicar colorete en las mejillas aportará a tu cara un aspecto saludable. Recuerda escoger un acabado mate: los tonos melocotón o rosa cálido darán a tus mejillas un tono natural, consiguiendo el efecto deseado.

Ojos suaves pero embellecidos

Si sustituyes el conocido ‘eyeliner’ negro por marrón o gris, tu mirada será más sutil sin  perder definición. Debes trazar una línea lo más delgada posible y pegada a las pestañas. Si utilizas delineador en lápiz, puedes también trazar pequeños puntos en la parte interior de tus pestañas superiores: es un pequeño truco que realza los ojos. Utiliza, por supuesto, una máscara de pestañas para agrandar tu mirada.

En cuanto al iluminador, la mejor manera de aplicarlo es dibujando un triángulo en la zona de las ojeras, de esta forma disimularemos el cansancio y aportaremos luz al rostro.

Labios cremosos

Para conseguir unos labios naturales, podemos aplicar el labial ayudándonos con los dedos para extender el producto. Otra buena opción es ayudarte de brocha flexible para evitar el exceso de pintalabios. Te recomendamos que escojas texturas cremosas, lo más parecidas al color natural del labio, preferiblemente mate o semi mate. ¡Aquí no tienen cabida los tonos oscuros!

 

Estos pequeños trucos pueden servirte de ayuda para tener buen aspecto en tu día a día, realzando los puntos fuertes de tu rostro. Si no estás segura de saber aplicar correctamente trucos para un maquillaje natural, puedes ponerte en manos de un profesional o formarte con ellos. Preparar la piel, suavizarla y amplificar ojos, mejillas y labios son las claves que te permitirán dominar esta técnica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *